Accesorios con los que no hace falta gastarse una pasta

El mercado de material fotográfico está plagado de objetivos, cámaras, trípodes y accesorios de todo tipo que pueden ayudarte a llenar las tarjetas de memoria con buenísimas fotos tan rápido como te vacían los bolsillos.

En parte de este material siempre recomiendo comprarte “el mejor que puedas” ya que, o bien merece la pena por la diferencia en la calidad de las imágenes, o bien por la diferencia de precio obtendrás una durabilidad y unas prestaciones que bien merecen la pena pagar la diferencia como por ejemplo en el caso de las pilas recargables Eneloop.

Sin embargo, hay accesorios en los que la diferencia entre un producto de alta gama y otro de gama baja o media, incluso uno de fabricación casera es casi imperceptible en las fotos y en la utilidad/durabilidad del producto, por eso he hecho esta recopilación de accesorios de fotografía en los que no hace falta que te gastes una pasta.

Cable disparador

Cable disparador barato

Función, disparar la cámara sin tocarla. Con un mandito que tenga un botón y que se conecte a tu cámara, por cable o por infrarrojos de tal forma que al pulsar el botón se dispare la cámara, es suficiente.

Si quieres hacer timelapses o historias parecidas, sí que te recomiendo que te compres un buen mando disparador, con intervalómetro, salvo si tu cámara es Nikon de gama media-alta, que entonces lo tiene incorporado en el menú de la cámara (disparo a intervalos).

De lo contrario, si lo que necesitas es un cable disparador para activar la cámara cuando la usas sobre el trípode y no quieres que te queden las fotos movidas, será suficiente con uno inalámbrico básico o uno con cable. Yo utilizo el de cable de marca Hama, que me está funcionando y durando muchísimo tiempo pese a utilizarlo muchísimo y casi a diario

Pera limpiadora

Me refiero lo que utilizamos para quitar la suciedad gruesa como granos de arena o motas grandes de polvo tanto de los objetivos como del sensor antes de hacer una limpieza con un paño suave en el caso de los objetivos o con algún kit de limpieza en el caso del sensor.

Al final lo que te interesa es que al apretarla eche aire con una cierta presión y vuelva a hincharse para poder repetir la acción. Así que… una pera de aire es una pera de aire, cueste 5 o 30 euros y por mucha forma de cohete que pueda tener.

Así que de nuevo, te recomiendo la de marca Hama que por 7 euros es la que te sale más a cuenta.

También existen sprays de aire comprimido. Son útiles porque echan aire a presión y esteril, por lo que en principio no deberían ensuciarte más de lo que limpien como puede ocurrir con las peras si al rellenarse de aire, se cuela alguna mota de polvo en su interior y luego la expulsas contra el objetivo o el sensor. Simplemente fíjate bien en las instrucciones, pone NO agitar antes de usar, importante si no quieres congelar tu objetivo y/o sensor.

Reflector

Usamos el reflector para rebotar la luz del sol o de flashes y cambiar así su dirección. Un trozo de cartónpluma blanco puede ser suficiente para obtener una luz reflejada suave. Si lo forras con papel de aluminio obtendrás los mismos resultados pero una luz dura en lugar de suave.

Pero existen opciones comerciales que, por muy poco te ofrecen además fundas para cambiar el color de la luz a dorada o plateada y casi te costarán lo mismo que el material para hacerlo casero sin tener que andar pegando papel de aluminio en ninguna parte.

Los que te recomiendo son los de Neewer que los puedes conseguir, a un tamaño de 110cm de diámetro por 15 euros o los de marca Andoer, rectangulares de 90x120cm por algo menos de 20 euros. La ventaja de los comerciales frente a los caseros, es que, además de darte fundas doradas y demás, son plegables, con lo que aunque sean grandes, acaban ocupando muy poco y siendo muy portátiles.

Parasol

Ya te he hablado del parasol en alguna ocasión, es un accesorio que recomiendo enormemente para prolongar la vida de tu cámara protegiendo el objetivo.

Pero tal y como te he dicho en otras ocasiones, no es más que un plástico con la forma adecuada para adaptarse a cada objetivo en concreto y protegerlo frente a los rayos de luz indeseados.

Así que con que el parasol sea específico para el objetivo con el que vayas a utilizarlo, da lo mismo si es de la marca original del objetivo o de marca blanca. Lo único que sí te recomiendo es que te fijes en los comentarios de otros compradores antes de comprarte el de marca blanca para asegurarte de que no da ningún problema con tu objetivo.

Si me apuras, podrías fabricarte uno (cutre eso sí) con algún bote de patatas fritas o similar.

Los que no te recomiendo son los “parasoles universales”, esos de goma, ya que no sirven. Se verán en las esquinas de algunas fotos fastidiándote el encuadre y la foto.

Bean bag

Esta es la típica bolsa rellena de judías que utilizamos para apoyar los teleobjetivos o directamente la cámara al hacer macro.

Existen algunas opciones en el mercado, y ahí si que te recomiendo que optes por las de calidad, ya que te durarán más por la mejor construcción, pero lo que pasa es que se trata de un accesorio tan fácil de fabricar en casa, que casi no merece la pena comprárselo.

Te dejo un vídeo de esta chica que se fabrica uno con una bolsa para la merienda, resistente, impermeable y duradero. Aunque también puedes fabricarte uno, en un momento de apuro con algún calcetín grande de lana, rellenándolo y haciéndole un nudo, pero en este caso te terminará pillando humedad y empapando el contenido del interior y… las judías, lentejas y demás, con agua, germinan.

La ventaja de su sistema, es que además de ser facilísimo, es que se puede vaciar y limpiar en cualquier momento.

Funda para la lluvia

Aquí debo admitir que directamente no tengo funda para la lluvia, y no porque no haga fotos cuando llueve, sino porque lo que tengo es alguna bolsa en la que hago un agujero en el fondo para que pase justo mi objetivo y hago las fotos con la cámara dentro de la bolsa.

Es rápido y barato. Es cierto que tampoco es una funda estanca que impida que la cámara se moje ni un poquitín, pero como por cuatro gotas la cámara no se estropeara y, por suerte o por desgracia no vivo en Irlanda, tampoco es que esté cada día haciendo fotos bajo la lluvia, así que con la bolsa suele ser más que suficiente.

También puedes currártelo un poco más y fabricarte una con un poco de plastico grueso y cinta, tomando medidas y recortando todo para que encaje en tu cámara perfectamente.

Y tú ¿En qué accesorios has ahorrado algo de pasta?

¿Se te ocurre algún accesorio más en el que no sea necesario comprarse nada de alta gama o incluso podamos fabricárnoslo en un rato en casa?

Con lo caro que suele ser el material fotográfico y el dinero que termina sumando lo que nos gastamos en accesorios (más de lo que crees), merece la pena conocer donde nos podemos ahorrar unos euros, así que si se te ocurre algo, ¡no dudes en compartir tu idea a través de los comentarios!

Forma parte de la Newsletter de Mallorca Fotográfica

SuscribetePackBienvenida

¿Que te ha parecido?

¿Te ha gustado el artículo?¿Te surgen dudas? Déjame tu opinión en los comentarios!! Ayúdame a difundirlo, compartiéndolo en tus redes sociales. No te olvides de seguirme en facebook , twitter o google+ o suscribirte a mi canal de Youtube


0 responses on "Accesorios con los que no hace falta gastarse una pasta"

Deja un comentario