¿Qué es el histograma?

Si no conoces el histograma, es posible que lo hayas visto entre las opciones de reproducción de tu cámara y hayas pasado de él por no saber qué representa. El histograma es una gráfica que muestra de derecha a izquierda la distribución de luz en la foto. Desde el negro absoluto, pasando por los tonos oscuros, medios y claros, hasta los blancos puros dentro del rango dinámico de tu cámara.

Entonces, es una gráfica en la que el eje horizontal representa los diferentes tonos de negro a blanco, y el eje vertical cuenta la cantidad de píxeles que contiene la imagen dentro de cada tono.

¿Para qué nos puede servir?

Observando el histograma podemos analizar las proporciones que cubren los tonos oscuros/medios/claros dentro de la imagen, y así saber si la foto puede estar sobreexpuesta o subexpuesta. Recuerda que no podemos fiarnos de lo que vemos en la pantalla de la cámara para decidir si la foto que hemos realizado es tan buena como esperamos; ten en cuenta que las condiciones de brillo y presentación en la pantalla de tu cámara pueden diferir con las del monitor.

Entonces, si comprendes el histograma, tienes una ventaja analítica para saber si la imagen tiene la luminosidad que esperas, y si no es el caso, estarás a tiempo de subir o bajar ese paso de luz que le falta.

Antes de empezar, vamos con algo básico: ¿donde se muestra?

Normalmente todas las cámaras tienen un botón (info), si lo pulsas mientras estás en la reproducción de la foto, tendrás los distintos modos de presentación de la imagen: puede mostrarse sólo la foto, o te incrustará información de los metadatos, y el histograma que se puede mostrar en un sólo canal, o también en los tres canales separados: RGB.

En general

Una exposición correcta tendrá mayor información en los tonos medios, y su distribución de oscuros y claros se reduce hacia los extremos (idealmente, sin llegar a tocar los márgenes). Esta distribución homogénea nos asegura una imagen que no está excesivamente apagada ni quemada.

Si el histograma nos muestra una acumulación a la izquierda, significa que la mayor parte de la información lumínica se encuentra en tonos oscuros, por lo que la imagen habrá quedado subexpuesta, o con tonos apagados; mientras que si la acumulación se da a la derecha, significa que tendremos exceso de claros y la foto habrá quedado sobreexpuesta o con sombras pálidas.

Lo dicho es en términos generales, si te gusta utilizar ciertos efectos como clave baja/alta, o recursos como el contraluz, el histograma te mostrará que la foto está subexpuesta o sobreexpuesta; no te preocupes, lo importante es tener bien expuesto el elemento que quieres fotografiar, y que el histograma sea coherente con lo que estás haciendo.

Dos ejemplos:

En esta primera fotografía se puede ver cómo la información ha quedado acumulada en la zona de blancos y claros.

Ésta toma está sacada a plena luz del día, y el cielo que de por sí ya ocupa dos tercios de la imagen ha quedado sobreexpuesto, mientras que la parte del mar y la surfista se ven con claridad.

Si tras sacar la foto vemos el histograma tan ajustado al borde, nos podemos plantear si nos conviente cerrar un poco más el diafragma, o dar más velocidad de disparo, para que el cielo no esté tán sobreexpuesto y el mar y la surfista queden en tonos más naturales. Quizás se pueda lograr sin que los perros, al ser de pelaje oscuro, pierdan su textura y queden como una mancha negra.

En en la siguiente imagen, podemos ver que el histograma acumula la mayor parte de la información sobre el lado izquierdo.

La foto está sacada de noche en el exterior de una casa de campo, con lo que las únicas luces que nos llegan son las de la fiesta que hay dentro de la casa. Tanto el exterior como la silueta de la persona que está frente a la puerta se encuentran en negro. Por eso el histograma nos muestra que una gran proporción de píxeles se encuentra en la zona de negros de la imagen.

En éste caso cabe discutir que, si bien el histograma nos estaría avisando que la foto esta subexpuesta, no implica que debamos modificarla para que quede más centrado. Precisamente el uso del silueteado es el efecto que se quería buscar aquí, y lo que queda en un buen rango de exposición son las luces interiores. Así que éste ejemplo no sólo sirve para mostrar un histograma sobrecargado por el lado izquierdo, sino también que ello no tiene porque significar que la foto esté mal. De hecho, las pequeñas puntas de información que quedan en el rango de tonos neutrales y claros nos puede servir para saber que esas luces no quedarán sobreexpuestas.

Conclusión

Si sabes analizar el histograma, podrás tener un mejor criterio que simplemente viendo la presentación en cámara de la foto que has tomado, y así decidir si te conviene ajustar la exposición y repetir la fotografía. Recuerda que no se trata de buscar siempre un histograma perfecto, sino un histograma adecuado a la foto que quieres hacer.

Si quieres saber más, apuntate al Newsletter! próximamente detallaremos cómo ajustar el histograma en Lightroom.

¿Que te ha parecido?

¿Te ha gustado el artículo?¿Te surgen dudas? Déjame tu opinión en los comentarios!! Ayúdame a difundirlo, compartiéndolo en tus redes sociales. No te olvides de seguirme en facebook , twitter o google+ o suscribirte a mi canal de Youtube


0 responses on "Conociendo el histograma"

Deja un comentario