Desde que se popularizaron las cámaras digitales, de hecho desde que se inventó el primero ordenador, hay un problema que sigue sin solucionarse, la garantía de que no perderemos nunca nuestras fotografías (ni archivos informáticos). Es por eso que me encanta imprimir fotos, porque por lo menos la copia en papel me da una ciertas garantías. Sea como sea, te recomendaré hasta la saciedad que hagas copias de seguridad de tus fotografías.

Si no tienes copia de seguridad, tarde o temprano las perderás

Es así, tan sólo es una cuestión de tiempo que tu ordenador deje de funcionar, o que el disco duro en el que tienes tus fotos almacenadas se estropee, se caiga, se moje, se queme, se cortocircuite, o sea lo que sea que vaya a pasarle.

En el curso de iniciación, cuando explico cómo hacer copias de seguridad de las fotografías, algunos alumnos me dicen que exagero, que tanta seguridad solo es importante para fotógrafos profesionales. Es cierto, igual se lo exagero un poco, especialmente cuando les hablo de la tercera o cuarta copia de seguridad, pero prefiero que capten la importancia, aunque sea exagerando, antes de tener que ver cómo vienen cabizbajos lamentándose por haber perdido las fotos de los últimos años.

En cuanto me dicen que exagero les pregunto a ver a cuántos se les ha estropeado un ordenador, un disco duro, etc. Normalmente más de la mitad de la clase levanta la mano y, todos, confirman que lo primero en lo que pensaron en cuanto vieron que se les había estropeado era en todas las fotos (los recuerdos al fin y al cabo) que acababan de perder.

Cualquier sistema es vulnerable

Por virus o ataques informáticos, daños informáticos, electrónicos o por daños físicos como golpes o caídas, etc, robos, utilices el sistema de almacenamiento de tus fotos que utilices es susceptible de perderse o dañarse.

Es por este motivo por el que no nos queda más remedio que intentar hacer copias de seguridad de nuestras fotografías de una forma coherente y adaptada a la importancia que tengan para ti las fotografías que haces.

Lógicamente si además de tener una importancia personal, tienen una importancia a nivel profesional, probablemente querrás “exagerar” un poco más tu nivel de seguridad y harás más copias para no perder clientes o quedar mal con ellos. Pero eso no significa que porque hagas fotos sólo para ti, sean menos importantes. De echo hago más copias de seguridad de mis fotos personales que de las de los clientes a los que ya les he entregado las fotos (y advertido de que mantengan ellos mismos alguna copia de seguridad).

Lo mínimo pero no lo mejor

Lo mínimo que te recomiendo para empezar a establecer un sistema de copias de seguridad de tus fotografías es que mantengas las fotos en tu ordenador a la vez que realizas copias en un disco duro externo.

El tema está en que si te falla el ordenador tendrás la copia en el disco duro externo, y si te falla el disco duro, tendrás la del ordenador.

Este sistema tiene básicamente dos inconvenientes.

El primero es que si tienes una subida de tensión en la red eléctrica, se te puede achicharrar tanto el ordenador como el disco duro, con lo que lo pierdes todo. Por eso te recomiendo que conectes tu equipo a una regleta con protección sobretensión.

El otro inconveniente es que irás almacenando muchas fotos en tu ordenador, con lo que de cada vez tendrás menos espacio, el ordenador irá más lento y te encontrarás con que tienes que pasar al siguiente paso.

El siguiente paso, un poco mejor

Un paso más, que te dará la misma seguridad (seguiremos con dos copias) pero que liberará tu ordenador lo que te permitirá que sea más veloz, es hacer dos copias de seguridad en dos discos duros externos y mantener esas copias idénticas. Básicamente tenemos dos opciones.

Copia Manual

Puedes hacerte con dos discos duros externos normales e ir haciendo copias de seguridad cada día, pero la verdad es que eso te llevará bastante trabajo y, además, es posible que se te olvide hacerlo si no lo conviertes en un hábito, por lo que te recomiendo más la siguiente alternativa.

Copia en espejo o RAID 1

Una copia en espejo de dos discos duros es aquella en la que ambos discos duros se mantienen idénticos siempre y de forma automática. Realmente conectas los dos discos a tu ordenador pero sólo ves uno conectado, no sabes en cuál estás grabando los archivos primero, no sabes cuál es el original y cuál la copia, pero da lo mismo ya que cualquier modificación que hagas, se realizará simultáneamente en ambos discos duros.

El nombre técnico de este sistema es RAID 1, y es realmente bastante fiable y fácil de aplicar ya que salvo que se te estropeen ambos discos a la vez, siempre mantienes una copia totalmente actualizada de tus fotografías.

Si utilizas Windows puedes hacerlo con programas dedicados específicamente a esto. Con Mac, puedes hacerlo a través de la utilidad de discos conectando ambos discos a la vez. Pero el problema de esta forma de hacer la copia en espejo es que, si uno de los dos discos falla, nada (salvo que el programa disponga de esa opción) te avisará de que ese disco duro está fallando, con lo que si no lo descubres tú, seguirás pensando que mantienes copias actualizadas de tus fotos cuando en realidad no es así. Lo digo por experiencia, por mala experiencia mejor dicho.

Así que la opción que te recomiendo es que te hagas con un disco duro (mejor dicho una caja de discos duros) que realmente incorpora dos discos duros que mantendrán una copia en RAID 1 siempre actualizada. Yo utilizo unLaCie 2 Big Quadra, pero ya no está disponible. Por calidad, tamaño y precio, una buena opción es el WD My Book Duo de 8TB que se te quedará en 4TB de memoria cuando lo configures (fácilmente) en RAID 1 o copia espejo.

Una tercera copia actualizada regularmente

Un paso más de obsesión por no perder tus fotos, pero también un paso más en la seguridad de que no vas a perderlas, es mantener otro disco duro externo del que realizarás copias de tu sistema RAID 1 periódicamente.

La regularidad con la que deberás hacer las copias manuales, dependerá de la cantidad de fotos que hagas. Pero si haces muchas fotos, quizá esté bien hacer una copia cada 15 días. Si no haces tantas, será suficiente con hacerlas cada mes o cada dos meses.

Si por lo que sea tu sistema RAID 1 falla y ambos discos duros fallan a la vez, tendrás una copia de seguridad de tus fotografías prácticamente actualizada, y eso puede que te salve cuando Murphy haga acto de presencia y todo lo malo que podía ocurrir ocurra.

Una cuarta copia actualizada periódicamente y en otro lugar

Si te obsesiona todavía más el tema o si temes la ley de Murphy, todavía hay algo más que puedes hacer para asegurar que no perderás tus fotos, o por lo menos la mayoría de ellas.

Puede ocurrir que sufras un robo, una inundación o un incendio y justo se cargue todo tu sistema de copias de seguridad, así que otro paso más en la seguridad, sería hacer una cuarta copia de seguridad en otro disco duro que guardarás en un lugar diferente a todos los anteriores.

Esta cuarta copia puedes hacerla más de vez en cuando que la anterior, sería algo así como un salvavidas para cuando todo sale mal, así que por suerte, es poco probable que vayas a necesitarla.

Servidores Virtuales Garantizados

Esta es una opción independientemente de todo lo demás. Se trata de tener una copia virtual de tus fotografías en algún servicio de servidor online en el que te garanticen la seguridad de tus archivos.

Tienes muchos servicios así, los más populares son Dropbox, Google Drive o OneDrive, pero son bastante caros si buscas almacenar muchos archivos y con la garantía de las copias de seguridad, eso sí, suele ser lo más cómodo ya que nos da acceso desde cualquier lugar del mundo con conexión a internet.

Amazon Drive (Gratis con Amazon Premium)

Una opción de servidor virtual que puede salirte muy barato, gratis si tienes una cuenta de Amazon Premium, es el servicio de Amazon Drive.

Con tu cuenta de Amazon Premium, además del resto de ventajas de la cuenta Premium, podrás guardar en Amazon Drive tantas fotos como quieras. Tienes almacenamiento ilimitado de fotografías, incluso en formato RAW además de 5Gb de almacenamiento de documentos y otros archivos.

Me contó esto un alumno (Gracias Andrés!) y la verdad es que me sorprendió mucho. Como tengo cuenta Premium para no tener que pagar gastos de envío, lo probé y está genial. Si quieres probarlo, tienes 15 días gratis de Amazon Premium y después pagarás tan sólo 19,95 euros al año, que con todo lo que ofrece la cuenta Premium, es casi un regalo la verdad.

¿Que te ha parecido?

¿Te ha gustado el artículo?¿Te surgen dudas? Déjame tu opinión en los comentarios!! Ayúdame a difundirlo, compartiéndolo en tus redes sociales. No te olvides de seguirme en facebook , twitter o google+ o suscribirte a mi canal de Youtube


0 responses on "¿No haces copia de seguridad? ¡Vas a perder tus fotos!"

Deja un comentario