La falta de tiempo, ese terrible inconveniente que todo fotógrafo tanto aficionado como profesional tiene que afrontar. Como aficionado/a te habrás encontrado con que entre trabajo, amigos y otras tareas, no te queda tiempo para coger la cámara y ponerte a hacer fotos. Como profesional, puede que te encuentres con que siempre estás con la cámara en las manos, pero haciendo fotos por trabajo, y después, igualmente tienes papeleos, familia… así que estás en las mismas, trabajando con tu cámara pero realmente dedicando poco tiempo a hacer Tus Fotos.

Personalmente me pasa, que paso épocas en las que me encuentro tan enfrascado en el día a día que cuando reviso las últimas fotografías, todas son de encargos y sin darme cuenta han pasado dos o tres semanas sin que haya disparado ninguna foto “para mí”.

Por eso, de vez en cuando, me paro a analizar qué está pasando, y qué puedo hacer, dónde puedo influir para sacar algo de tiempo para hacer mis fotos. Así que aquí tienes una lista de las cosas que me funcionan para conseguir encontrar tiempo en el día a día para hacer fotos.

¡Como no! El topicazo: Lleva tu cámara encima

¿Suena a tópico no? Lo es, pero se trata de un tópico con el que realmente conseguirás hacer más fotos. A los suscriptores de la newsletter, en uno de los artículos que reciben en exclusiva, les hablo de cómo llevar la cámara siempre encima les ayudará a ser más conscientes de la realidad que les envuelve y como, de pasada, estarán preparados cuando se presente la foto.

Hacer fotos parece que tiene que llevarte mucho tiempo, pero si paseas la cámara para ir al trabajo, a buscar a los niños al cole, etc. puedes encontrarte con situaciones fotografiables que te interesen sin tener que dedicar tiempo exclusivamente a hacer fotos.

Sunrise fog de José Barceló en 500px.com

 

Sal antes de casa y da un rodeo o anda un poco

En lugar de despertarte 15 minutos antes de entrar a trabajar, desayunar, ducharte, peinarte, etc.  corriendo, y salir pitando de casa por el camino de cada día, levántate un poco antes e intenta salir de casa con por lo menos 15 minutos de margen, esos 15 minutos los podrás dedicar a hacer fotos si encuentras algo por el camino.

¿Qué son 15 minutos menos de sueño si puedes hacer buenas fotos? Intenta acostarte 15 minutos antes en lugar de ver telebasura simplemente porque “todavía no es la hora de ir a la cama”. Todo es escoger.

Además, da un rodeo para ir al trabajo, no tomes el camino más corto, así no pasarás siempre por el mismo sitio y tus ojos podrán investigar en busca de fotos en el camino que no tienes acostumbrado. Si además puedes ir andando al trabajo, mejor, así el camino se hará más lento, más pausado, con lo que podrás descubrir rincones que de otra forma te pasarían desapercibidos.

Puedes aplicar esto tanto para ir al trabajo como para cualquier otra tarea que hagas a diario.

Aprende a decir “no”

Esa es la norma número uno en temas de organización del tiempo. Queremos hacerlo todo, pero disponemos de un tiempo limitado. Entonces no tenemos más remedio que aprender a decir que no a cosas que queremos. Como decía antes, tendrás que aprender a escoger.

Decir a algo que no hoy, no significa que mañana no puedas hacerlo, simplemente significa que hoy escoges una cosa y mañana ya decidirás a ver que prefieres elegir.

Ten localizados algunos lugares cercanos para fotografiar

Si te gusta salir a la calle o al campo a fotografiar, te aconsejo que lleves a mano papel y boli (o alguna app como Evernote) siempre, así podrás tomar nota de localizaciones interesantes para ir a hacer fotos. Si además lo complementas con aplicaciones como Photopills, podrás planificar tus salidas con fecha y hora concretas para salir a hacer fotos los días que más te interesen.

Ten en tu libreta anotados una serie de lugares cercanos, que no se encuentren a más de 15-30 minutos de tu casa o de tu trabajo, y aprovecha para escaparte a estos lugares cuando veas que te queda un hueco libre entre una tarea y otra.

Winter Calms de José Barceló en 500px.com

 

Piensa que hacer fotos concretas no tiene porqué llevarte mucho tiempo

Siguiendo con lo que te decía antes, teniendo las localizaciones anotadas, no pienses en que tienes que ir a esas ubicaciones y dedicar tres horas a hacer las fotos. Además de anotarte las localizaciones, piensa en las distintas posibilidades fotográficas que tienen esos lugares, y cuando vayas, proponte conseguir una o dos de esas fotos, date por satisfecho/a y vuelve otro día cuando tengas otro rato libre.

No te plantees la salida fotográfica como un reto en el que tienes que conseguir el máximo de fotografías posibles, así sí que te agobiarás por tu falta de tiempo. Céntrate en una o dos fotos, dedícales el tiempo que tengas y regresa a ese lugar otro día si ves que tiene más posibilidades.

¿Has probado los bodegones?

Parece una especialidad fotográfica aburrida. Fotografiar objetos que no se mueven… ¿para qué?

Eso pensaba yo cuando empecé a hacer mis primeras fotos, pero con el tiempo me animé a hacer algún bodegón y descubrí que tiene mucha más miga de la que parece. Composición, iluminación, concepto, sentimiento, técnica fotográfica, etc. Un bodegón puede suponer un reto muy interesante tanto a nivel técnico como creativo, algo que te hará evolucionar en tu aprendizaje fotográfico.

La gran ventaja de los bodegones es que puedes hacerlos en casa y, si no te da tiempo a conseguir la foto que buscas, puedes dejar los elementos sobre la mesa y continuar en otro momento.

¿Qué te parece salir a hacer fotos de noche?

Es otra alternativa para poder hacer fotos fuera de los horarios que habitualmente dedicamos a otras tareas. Como generalmente la gente trabaja durante el día, suele tener más tiempo libre de noche, así que si no lo has probado, te propongo que esta noche en lugar de tumbarte en el sofá, cojas cámara y trípode y pruebes de hacer algunas fotos nocturnas.

Organízate en el resto de tus tareas

Si llevas tu agenda mínimamente organizada, encontrarás huecos entre una tarea y otra en los que podrás salir a hacer fotos, pero para eso lo primero que tendrás que hacer es organizarte las tareas.

Si tienes treinta cosas que hacer esta semana, habrá algunas que tienen un horario fijo, pero otras tendrán un horario más variable o flexible, organiza esas tareas de tal forma que te dejen un hueco para hacer tus fotos en el momento del día más oportuno.

No dejes tareas sin fijar la hora. Un “te llamo y quedamos de acuerdo” lo único que hace es dejarte con la incertidumbre de cuándo podrás hacer tus fotos. Responde con un “bueno, espera, que saco la agenda y así ya nos ponemos de acuerdo ahora”, así ya quedará la cita fijada y sabrás a que atenerte.

Cap de Formentor de José Barceló en 500px.com

 

Fíjate unas horas a la semana y no cedas ante las presiones

Si aún así no encuentras tiempo, sé más radical. Antes de poner ninguna de las tareas flexibles, fija las horas a las que quieres salir a hacer fotos. Escríbelas en tu agenda con tinta imborrable e intachable, y cumple con los horarios de esa agenda.

Si vuelve otra vez el de “luego te llamo y quedamos de acuerdo” y aceptas esa situación, cuando te llame para poneros de acuerdo, no le cedas ni un minuto de TU tiempo para hacer fotos.

Igualmente, cuando llegue a tu cabeza el “bueno en cinco minutos tengo que dejar a mis amigos para ir a hacer fotos, pero me lo estoy pasando bien, así que paso y ya iré mañana” acuérdate de lo que pasó la última vez, “mañana” se convirtió en “nunca”, así que tampoco cedas ante ti. No te estoy diciendo que abandones tu vida social, sólo que si quieres hacer fotos, tendrás que organizar tus citas sociales.

¿Por qué puedes planificar un viaje con meses de antelación, pero no un día de fotos? Simplemente porque si te surge algún plan durante el tiempo que estás de viaje, lo aplazas o te quedas sin plan, pero lo aceptas. Puedes hacer lo mismo para ir a hacer fotos, pero o tendrás que aplazar o escoger.

El mejor momento para hacer una foto es, cuando puedes hacerla

Es cierto, como fotógrafo de paisajes la luz que más me gusta es la del amanecer y la del atardecer, pero no siempre puedo estar ahí a esas horas, así que me encuentro en ocasiones haciendo fotos al mediodía. Simplemente me adapto e intento disfrutar de las peculiaridades de esa luz.

No dejes de salir a hacer fotos cuando puedas, aunque no sea el mejor momento para conseguir esa foto perfecta, ese momento ya llegará, tú sal a hacer las fotos ahora que puedes.

No te olvides de lo importante

Tu familia, tu pareja, tus hijos y los amigos son lo realmente importante. El trabajo… depende de cada uno. Así que desde mi punto de vista debes darle prioridad a eso antes que a hacer tus fotos.

Simplemente se trata de buscar un equilibrio en el que no dejes descuidada ninguna de las partes, aunque sea con épocas en las que dedicas más tiempo a una cosa que a otra, pero sin olvidarte de lo que realmente importa.

¿Que te ha parecido?

¿Te ha gustado el artículo?¿Te surgen dudas? Déjame tu opinión en los comentarios!! Ayúdame a difundirlo, compartiéndolo en tus redes sociales. No te olvides de seguirme en facebook , twitter o google+ o suscribirte a mi canal de Youtube


0 responses on "Encuentra tiempo para hacer tus fotos"

Deja un comentario