Cinco motivos por los que te encantará imprimir tus fotos

Al ver tu primera foto impresa a gran formato y sobre un papel de calidad, se te pondrán los pelos de punta, es algo con un punto mágico.

Con la fotografía química, o analógica, o como prefieras llamarla, metías un carrete en la cámara, disparabas y al acabar no te lo planteabas, a revelar el negativo y a positivar copias en papel o a montar diapositivas. Hoy, esto no es necesario.

Pero que no sea necesario, no significa que, coger tus archivos digitales y convertirlos en fotografías en papel no siga siendo una maravilla. Es curioso que en la época de la historia en la que se hacen más fotografías (con diferencia) cada día, cada segundo, sea la época en la que un menor porcentaje de ellas acaban imprimiéndose.

Por eso he pensado que estaría bien hablar un poco más de impresión fotográfica. Ya te di ocho consejos para mejorar los resultados al imprimir tus fotos y hoy quiero continuar hablándote de cinco motivos por los que es interesante que empieces a imprimir tus fotos.

¿Has visto a algún fotógrafo que haga una exposición en una galería o museo y te ponga un monitor tras otro? ¿Por algo será no?

Cinco motivos por los que te aconsejo imprimir tus fotos

Una foto impresa, es una foto

Está claro que una foto en la pantalla también lo es, y no nos pondremos a discutir que si ebook o libro en papel, pero te aseguro que ver materializada sobre el papel una imagen que has creado tú, a través de una serie de herramientas, es algo maravilloso.

Pero a parte de que te parezca maravilloso o no, imprimiendo tus fotos llegarás al final del proceso fotográfico.

El problema más habitual con el que nos encontramos los fotógrafos es que es la parte del proceso que se nos escapa de las manos, no solemos tener una buena impresora de calidad, por lo que tenemos que mandarle las fotos a alguien que nos las imprima y eso no termina de gustarnos por los cambios que pueda sufrir la foto al pasar a papel.

La solución es sencilla, o te compras una buena impresora, que te saldrá caro, o te pones en contacto con algún impresor con el que puedas sentarte delante de su monitor para realizar los últimos ajustes antes de darle al botoncito de imprimir, salvo que imprimas muchas fotos, te saldrá más a cuenta esta opción.

Si quieres una impresión personalizada de tus fotos, vente a Mallorca Fotográfica. Te sientas conmigo delante del ordenador, vemos cómo quedarán tus fotos y si tenemos que realizar algunos ajustes, se lo hacemos. Escríbeme si quieres que te mande la lista de precios antes de pasarte.

Decenas de posibilidades con distintos papeles

prestige-1800x650px_1

Si vas a imprimir tus fotos y las opciones que te dan habitualmente son “la quieres, brillo o mate”, empezamos mal.

Existen en el mercado infinidad de papeles que darán texturas, profundidades y sensaciones diferentes a tus fotografías. Más finos, más gruesos, que le darán más o menos consistencia a tu foto.

En papeles fotográficos, lo mejorcito es la gama Infinity de Canson, Hahnemuhle Photo y los Ilford Galerie. Personalmente me gusta para muchas de mis fotos el Canson Infinity Platine Fibre Rag de 310gr/m, o el Canson Infinity Baryta Photographique aunque si lo que quieres es hacer pruebas, una buena opción es hacerte con el Discovery Pack de Canson, con el que podrás probar diez papeles distintos de Canson.

Al final lo interesante de todo este marketing de las empresas papeleras, es que disponemos de un buen montón de papeles con texturas diferentes que nos permiten darle el acabado que más nos guste a nuestras fotografías.

Si te vienes a imprimir a Mallorca Fotográfica, podrás elegir el papel que prefieras más allá del “brillo o mate”.

Es muy difícil perder una foto impresa

Es probable que hayas perdido las fotos de algún disco duro que se te estropeó, o alguna carpeta que borraste sin querer, pensando que tenías una copia de seguridad hecha, o algo similar. Pero… ¿tirar una foto de papel a la basura sin darte cuenta? Es más difícil.

Vamos a ver, es poco probable, pero, imagina por un momento que dentro de diez años hay un cambio en la informática que nos impide abrir los archivos RAW o JPEG que estamos creando hoy en día. Eso significa que todas tus fotos, TODAS, serán iconos inservibles en un ordenador.

¡Ay si hubieses impreso alguna de esas fotos!

No podrías sacar más copias, pero por lo menos te quedarían las que ya hubieses impreso.

Es cierto, es poco probable, pero también es cierto que a una foto impresa le darás mucho más valor que a la digital y por lo tanto tendrás más cuidado con que no le pase nada.

Recobramos el valor de una foto

Fotografía José Barceló

Estamos en un momento en el que todo el mundo hace fotos sin parar. Tengo que pedirle a los alumnos de cada curso de fotografía que se paren a pensar antes de hacer una foto, que descubran el porqué de hacer esa foto. Eso viene muy motivado por el sentimiento general de que hacer una foto no cuesta nada.

Plantéatelo de otra forma.

Te propongo que, cada día que salgas a hacer fotos, imprimas una foto a un tamaño de 20x30cm o incluso 30x45cm, un tamaño grande, pero sin pasarse. Sólo imprime una de las fotos, gástate el dinero en imprimirla, pero selecciona bien la que vas a imprimir. Cuando salgas a hacer fotos, ten presente que una de las que hagas, tendrás que imprimirla, pero sólo la mejor.

Por una parte encontrarás la satisfacción de tener tu trabajo transformado en algo que puedes ver y tocar, verás como cada foto que hagas se convertirá en tu mente en una candidata a ser impresa, y como eso (aunque no mucho), te cuesta dinero, te lo pensarás bien antes de disparar sin más, con lo que mejorarás muchísimo y le darás más valor a cada foto que hagas.

Como además tendrás que seleccionar sólo la mejor de las fotos de cada día, esa tendrá una importancia especial para ti.

¿Te imaginas al final de año la colección de fotos que tendrás? 30, 50, 200… fotografías increíbles a un tamaño razonable… fantástico!

No necesitarás hacer cientos de disparos

Siguiendo con el motivo anterior, ya no necesitarás disparar 300 fotos en una salida de una hora, te limitarás a hacer las fotos que se merezcan ser impresas, porque esas serán las que queden para la posteridad.

No hacer tantas fotos te permitirá centrarte más en cada foto, en ver, sentir, imaginar y transmitir. Algo fundamental antes de hacer una buena foto, una foto que se merezca ser impresa.

Hacer muchas fotos no significa necesariamente que alguna de ellas vaya a ser buena. Significa que tendrás muchas fotos, y poco espacio en tu disco duro, y mucho tiempo que dedicar a seleccionar las mejores y poco que pasar disfrutando de las buenas.

Hacer menos fotos, pero más pensadas y personales, te aportará sin duda muchísimas más satisfacciones.


Ahora sal ahí a hacer una gran foto, busca un buen impresor y saca una copia en papel, verás cómo se te ponen los pelos de punta cuando la sujetes entre tus dedos.


¿Que te parecen estos motivos?

¿Te animas a imprimir algunas de tus fotos?
Déjame tu opinión en los comentarios!!

Ayúdame a difundirlo, compartiéndolo en tus redes sociales.

No te olvides de seguirme en facebook , twitter o google+ o suscribirte a mi canal de Youtube


Consigue 150/350 euros al año para impresiones convirtiéndote en Miembro Plus/Premium

¿Que te ha parecido?

¿Te ha gustado el artículo?¿Te surgen dudas? Déjame tu opinión en los comentarios!! Ayúdame a difundirlo, compartiéndolo en tus redes sociales. No te olvides de seguirme en facebook , twitter o google+ o suscribirte a mi canal de Youtube


0 responses on "Cinco motivos por los que te encantará imprimir tus fotos"

Deja un comentario